SERGIO Y ÓSCAR EN ARMONÍA

Por: Ambrocio López Gutiérrez

El flamante presidente del Partido Revolucionario Institucional, Sergio Guajardo Maldonado y el alcalde victorense Óscar Almaraz Smer confirmaron en distintos escenarios su vocación conciliadora ya que se han comprometido, implícita y explícitamente a trabajar en armonía con el gobierno de Tamaulipas que encabeza el reynosense Francisco García Cabeza de Vaca quien, sin grandes esfuerzos de su parte, se ha anotado dos importantes triunfos al conseguir dos aliados nada desdeñables considerando que los comicios están a la vuelta de la esquina.

El munícipe priista acaba de presentar su informe en el que presumió de haber solucionado el asunto de la basura, de haber pavimentado muchos metros de calles y avenidas mediante la gestión de recursos a nivel estado y federación pero nada dijo del pésimo servicio de suministro de agua potable y de las altísimas tarifas que se cobran a los victorenses desde que su compadre Gustavo Rivera Rodríguez dirige a la empresa paramunicipal que, según opiniones de expertos, se ha convertido en caja chica del proyecto político priista a nivel local.

Eso sí, OAS se esforzó en todo momento por mostrar una relación aterciopelada con el gobierno del panista FGCV quien envió como su representante al informe dominical al responsable de la política interior de Tamaulipas, el xicotequense César Verástegui Ostos, conocido por sus correligionarios y amigos como El Truco, quien correspondió a las alabanzas del munícipe ofreciendo el respaldo de los vientos de cambio para una administración que se desarrolla con más pena que gloria.

Por su parte, en conferencia de prensa, el nuevo administrador del PRI de Tamaulipas, SGM, dio a conocer la lista de sus compañeros de comité entre los que figuran amigos y recomendados de los dos más recientes exgobernadores (Eugenio Hernández Flores y Egidio Torre Cantú) lo cual es lógico considerando que otros están muy debilitados ya que el matamorense Tomás Yarrington Ruvalcaba goza de retiro en una mazmorra italiana y el también fronterizo Manuel Cavazos Lerma representa a una triste minoría en el Senado y languidece en la indigencia política, además de que es vulnerable por su edad avanzada.

En el nuevo comité de SGM destacan elementos históricos como el experimentado victorense Lucino Cervantes Durán y el dinosaurio tampiqueño Roberto González Barba, además, completan el cuadro directivo elementos ya anunciados como José Benites, Eugenio Benavides, Amelia Vitales, Griselda Carrillo, Jorge Vela, Jesús Ávila y algunos otros cuadros desempleados ya que cedieron sus espacios privilegiados en el gobierno a los reynosenses que encabeza FGCV.

En la conferencia celebrada la mañana del lunes en la sede estatal del tricolor destacó en el presídium la legisladora victorense Susana Hernández Flores quien estuvo muy sonriente con los reporteros proyectando con su actitud la certeza de que su hermano (Eugenio) no ha sido tocado ni con el pétalo de una aprehensión dada su amistad con el presidente de la república y, otra que repartía sonrisas, quizás aliviada porque ha entregado la estafeta que ocupó por largos meses, fue Aída Zulema Flores Peña, la abogada reynosense que podría quedarse en esta capital pues muchos de sus paisanos se están acomodando aquí.

En otro orden, comparto aquí datos del resumen de una ponencia del doctor Jorge Lera Mejía quien sostiene que, “en 2016 las remesas a nivel nacional crecieron 8.82% en comparación con el año anterior, situándose en 26 mil 970 millones de dólares. Esto es, 2 mil 186 millones más que el año pasado, cuando se registraron 24 mil 784 millones. Al cierre de este año 2017, al ritmo actual de crecimiento, se espera un cierre histórico superando 28.6 mil millones de dólares.

Por estados, Michoacán es la entidad que más remesas recibió en 2016: 2 mil 747 millones de dólares, 215 millones más que en 2015 (8.5% más). Le siguen Jalisco con 2 mil 518 millones, 300 más que el año anterior (13.5%); y Guanajuato, con 2 mil 414 millones, 151 más que en 2015 (6.6%). En cuarto lugar, se ubica el Estado de México con 1 mil 606 millones de dólares, 45 millones más que en 2015 (2.8%); y en quinto, Puebla con mil 462 millones, 91 millones más (6.6%). Tamaulipas ocupó el 10º con remesas cercanas a 650 millones de dólares al cierre del año 2016.

Cabe destacar que, de todas las entidades, solo en dos las remesas fueron a la baja este año. Se trata de Chiapas, que en 2016 recibió 576 millones de dólares, 17 millones a la baja; y de Tamaulipas, que recibió 650 millones, 20 millones menos; la forma cómo son usadas las remesas que llegan a Estados Unidos, éstas se destinan en su gran mayoría al gasto cotidiano de los hogares para subsistir y no para proyectos de inversión. Por lo que, si estos hogares dejaran de recibir ese dinero, supondría un golpe muy fuerte para su economía cotidiana.

Por lo anterior, es importante que las autoridades mexicanas y del Estado de Tamaulipas presten atención a las 11 ciudades citadas aquí de Guanajuato, Michoacán y Puebla porque creemos que son las que más presión van a recibir en caso de que Trump sí lleve a la práctica alguna medida para gravar las remesas, o en caso de que se produzcan más deportaciones masivas en los próximos tres años, tal y como también prometió durante su campaña. Esto puede ser una amenaza o una oportunidad para México y Tamaulipas. Todo va a depender de cuáles serán las decisiones de política pública que se emprendan.

Lo que no podemos hacer o seguir haciendo, es apostarle a darle solamente la bienvenida a nuestros paisanos. México necesita planes de contención en caso de que Trump cumpla sus advertencias, y que estos planes deben estar “focalizados” en los estados y ciudades que más dependen de las remesas. Debemos elaborar planes concretos a corto plazo para ver qué vamos a hacer en los siete poblados rurales y diez ciudades de Tamaulipas, que ahora dependen de gran manera de nuestros migrantes, para cuando éstos regresen voluntaria o involuntariamente, y no encuentren trabajo. Algo inesperado puede presentar un violento giro del estado actual de las cosas, en cuanto la Ley texana SB4.

Esto tiene que ver con los destrozos sufridos en la región de Houston Texas, por el Ciclón Harvey. No es descabellado pensar que, ante la necesidad de reconstruir la ciudad y sus alrededores con costo superior a 150 mil millones de dólares, será con el apoyo total de la mano de obra documentada e indocumentada de migrantes tamaulipecos. Esto permite pensar que la Ley SB4 seguirá esperando en su puesta en marcha del 100%, al menos en los restantes tres años. Recordando que la región de Houston registra cerca de dos millones 500 mil mexicanos, de los cuales al menos un millón 250 mil son indocumentados, y 200 mil de origen de Tamaulipas”.

Correo: amlogtz@gmail.com

Comentarios Cerrados.